domingo, 2 de marzo de 2014

LA MAGIA DEL NUMERO 5: FOULET KHAMSA (3)


Hace ya algún tiempo que no hacemos ninguna entrada en el blog y habíamos dejado pendiente la tercera variedad de joya protectora relacionada con el 5, el número mágico

Os hemos hablado de la Khamsa o Khemisa, de la Luha y hoy es el turno del Foulet Khamsa


Como ya dijimos, todas estas joyas suelen ser de plata, ya que los bereberes consideran que el metal blanco es puro, da suerte y aleja las malas influencias


EL FOULET KHAMSA

Existe una fuerte relación entre las tres variedades de joyas benéficas derivadas del número 5, como podemos ver en esta imagen

Se trata de una variedad de khemisa en la que los dedos empiezan a tener la forma lobulada característica de los foulet khamsa


El foulet khamsa tiene su origen en las ciudades del sur de Marruecos. Presenta una forma cuadrilobulada simétrica, con una decoración central. 
Estos son los cinco elementos que  aportan el carácter mágico a estas piezas 

                  Foulet khamsa en plata repujada con curiosos motivos antropomorfos

La mayor parte de las piezas que podemos encontrar en la actualidad fueron realizadas entre los años 1907 y 1921 (1325 y 1340 H), procediendo en su mayoría de Essaouira o Marraquech 

Foulet khamsa en plata repujada con adornos de manos. Año 1902(1320 H)


Foulet khamsa decorado con esmeraldas. Museo Dar Belghazi. Sidi Bouknadel-Salé


 
Foulet khamsa con decoración calada

Se puede decir que estos modelos pertenecen a un estilo regional de la zona del litoral atlántico  y a un periodo en el que fueron muy demandados, para luego prácticamente desaparecer 
Foulet khamsa de Marraquech. Año 1914 (1333 H)

Actualmente es muy difícil encontrar piezas auténticas debido al corto periodo en que se fabricaron y a que no se trata del modelo más típico y representativo de las joyas benéficas de Marruecos


En nuestro taller de Longcourt Colliers solo hemos incluido hasta ahora un foulet khamsa en este modelo que podéis ver. Fue un encargo, realizado con una pieza de plata antigua combinada con turquesas

Modelo 390. Colección Asilah



Para consultas o encargos podéis escribir a:

longcourtcolliers@gmail.com

lunes, 20 de mayo de 2013

LA MAGIA DEL NÚMERO 5: LA LUHA (2)

La predilección que sienten los bereberes  por las joyas de plata reside en  su color. La plata es un metal blanco, por esta razón es puro, da suerte y  aleja las influencias maléficas

En numerosas ocasiones se ofrece o se regala una moneda de plata, no tratándose en ningún caso de una retribución, sino de un amuleto. Además de las monedas y otros objetos de plata, los huevos y la leche, igualmente blancos son a menudo ofrecidos para desear una vida más feliz

Uniendo el color blanco de plata con el numero cinco, encontramos por todo Marruecos diversas joyas protectoras como son la khemissa, la luha y el foulet khamsa
 
Novia típica de Salé. Finales siglo XIX
 

LA LUHA
 
Como ya comentamos en la anterior entrada, las manos asimétricas pueden tener el pulgar tanto a la izquierda como a la derecha. Los dedos se separan a una determinada altura, pero en la mayoría de los casos no llegan a separarse totalmente, solo están insinuados por unos festones de contorno, sin ninguna línea
 
Mano de plata con pulgar a la izquierda
 

Este tipo de representación de la khemissa es el resultado de la evolución hacia otro tipo de colgante, que nada tiene que ver con una mano, ni en la forma ni en la decoración y que, lógicamente, tampoco lleva este nombre
Se trata de placas de forma rectangular cuya parte superior va normalmente recortada en forma de arco
 
Luha de plata. Meknes 1930
 
 
Con esta alusión a la arquitectura se recuerda la forma de los mirhabs de las mezquitas. Pero su nombre no es otro que Luha
Se puede decir que en la luha se conserva la quintaesencia de la mano
Al ser una evolución de las khemissas, se tiende a agruparlas con ellas y con los foulet khamsa como joyas protectoras
Algunas llevan un pequeño colgante en forma de mano
 
Luha con colgante en forma de mano. Marrakech 1921

Otras conservan una insinuación de los dedos a modo de festón en la base
 

Luha con dedos en la base. Fez 1915
 
En otras ocasiones, la decoración consiste en cinco colgantes individuales que recuerdan a los dedos
 
Luha calada y con colgantes. Marrakech 1911
 
Actualmente estas piezas son muy escasas y difíciles de encontrar, la mayoría han ido evolucionando hacia formas más elaboradas, con calados que hacen que se asemejen a ventanas 
 
Colección privada. Longcourt Colliers
 
Desde Longcourt Colliers pretendemos dar a conocer estas piezas a través de nuestros modelos. Si bien no son tan típicas y representativas de Marruecos, no por ello son menos bonitas y originales
 
Colección Fez. Modelo 109
 
Colección privada. Longcourt Colliers
 
Colección Fez. Modelo 348
 
Colección Merzouga. Modelo 92
 
 
 
 
Para consultas o encargos podéis escribir a:
 
longcourtcolliers@gmail.com
 
 
 


martes, 19 de marzo de 2013

LA MAGIA DEL NÚMERO 5: LA KHAMSA


El carácter mágico de algunos números juega un papel importante en las joyas típicas de Marruecos. Los números impares han sido siempre conocidos por sus “cualidades mágicas” y es por ello que las principales piezas de joyería del país vienen marcadas por el número 5, altamente protector, ya que el conjuro más conocido es “khamsa fi’aïnek” (cinco en tu ojo)

El número cinco representa para el Islam los elementos más importantes  de la doctrina religiosa

Este número se ha convertido en un talismán por sí mismo. Así, se dice que los nacidos en el quinto día de la semana, el khmis, llegan al mundo dotados de una baraka innata…

Encontraremos por todo Marruecos joyas con función protectora sobre las que contamos 5 elementos similares: la khamsa o khemisa, la luha y el foulet khamsa
 

LA KHAMSA O KHEMISA

Los colgantes en forma de mano van íntimamente asociados a la imagen de la orfebrería del Norte de África que se conoce en el exterior

En Marruecos se trata de una joya “de ciudad”, cuya fabricación y origen se encuentra muy localizada en cuatro zonas del país, siendo muy similares en su ejecución, ya que suelen ser de plata y excluyen los adornos recargados como la pedrería o el esmaltado

Según la zona de origen adoptan formas que pueden llegar a confundir. Pero su nombre es invariable: khamsa o khemisa, el Cinco

Todas las manos pertenecen a dos tipos bien diferenciados: las simétricas, con dos pulgares y las asimétricas, con un solo pulgar
 
 
A su vez, las asimétricas pueden tener el resto de los dedos igual de largos o, como las manos reales, de largo diferente
 
Coleccion privada Longcourt Colliers
 
Modelo 333. Coleccción Marraquech  
 
Existen otras dos diferencias: las manos hechas en molde tienen los dedos separados, mientras que las realizadas a partir de una chapa de plata recortada y repujada los tienen juntos e insinuados
 
Khamsa de plata. Essaouira. Año 1921
 
Las diferentes formas que adoptan las manos nos revelan sus ciudades de origen:
Meknes y Fez: son asimétricas, con un pulgar separado y levantado. Los cuatro dedos restantes tienen casi el mismo largo. Van adornadas con formas triangulares, flores o pájaros
 
Joven judía con colgante khamsa. Postal de 1917
 
Modelo 69. Colección Chaouen
 
Casablanca, Zemmour, El Jadida, Rabat: conocidas como las khamsas costeras. Los cinco dedos son paralelos, siendo el pulgar ligeramente asimétrico y levantado. Pueden llevar adornos de salamandras o serpientes
 
Mujer típica de Zemmour. Lleva khamsa con salamandra
 
Mujer llevando colgante costero con salamandra. Postal de 1914
 
 
Marrakech: la mano es simétrica, con dos pulgares. Suele ser de gran tamaño, entre 6 y 12 cm
 
Joven con khamsa simétrica. Principios del siglo XX
 
Modelo 239. Colección Khemisa Plata
 
 
Essaouira: mano hecha en molde, asimétrica, con el pulgar hacia uno de los lados y el resto  de los dedos separados entre sí y paralelos. Miden entre 7 y 8 cm
 
Mujer con collar protector. Año 1930
 
En los collares Longcourt Colliers podéis encontrar sobre todo khamsas o khemisas simétricas típicas de Marrakech, ya que son las más conocidas y hoy en día las más faciles de encontrar
Modelo 305. Colección Asilah
 
En cada una de nuestras colecciones intentamos que esté presente esta pieza tan representativa de la artesanía marroquí
Modelo 276. Colección Fez
 
Modelo 314. Colección Khemisa Negra
 
 
En próximas entradas os hablaremos de las otras dos piezas protectoras de Marruecos: la luha y el foulet khamsa
 
 
Para consultas o encargos podéis escribir a:

 
 


sábado, 2 de febrero de 2013

GUÉRROUANE

El Mediterráneo, cuna de civilizaciones, ha sido siempre un lugar privilegiado para el cultivo de vides, por su clima templado y la riqueza de sus tierras


Marruecos, y más concretamente la región de Meknés, es la prolongación natural de esta zona, que con su altitud, lluvias moderadas y muchos días de sol ofrecen a estas viñas una situación excepcional y sin comparación en todo el país

Los viñedos marroquíes tienen varios milenios de antigüedad, aunquen no son aún muy conocidos a nivel mundial. Las más prestigiosas denominaciones de origen  de Marruecos son: Guérrouane, Beni M’Tir, Berkane y Les Coteaux de l’Atlas

La denominación de origen Guérrouane se sitúa en el Noroeste de Marruecos, cerca de la ciudad imperial de Meknés
 
La viticultura en Marruecos y la plantación de los primeros viñedos se remonta a la época fenicia y a la colonización romana. El gran centro de producción vinícola se concentraba alrededor de la ciudad romana de Volúbilis

Mosaico de Baco, dios del vino. Volúbilis
 
Ya a comienzos de la era cristiana, los romanos producían en esta zona excelentes vinos que competían con los de Galia y Roma
 
Bajo relieve de ánfora. Volúbilis
 
Modelo 307.Colección Guérrouane
 
El color recuerda a las uvas y
su cruz del sur tiene forma de ánfora
 
 
La conquista musulmana no hizo desaparecer el cultivo de vides del norte de África, sino que propició el consumo de la uva de mesa. Durante la conquista de la Península Ibérica, los bereberes marroquíes islamizados llevaron consigo sus propias cepas, origen de los vinos andaluces
 
Modelo 181.Colección Guérrouane
 
En Marruecos, los soberanos marroquíes toleraron el consumo de vino (aunque no la venta) a los judíos en los mellah, sus propios barrios. Esta licencia se hizo extensiva a los cristianos. La comunidad judía marroquí siguió cultivando vino hasta el siglo XX.
Pero, ya a finales del siglo XIX, con la colonización francesa, hubo un gran desarrollo de la viticultura en Marruecos, Argelia y Túnez. A partir de 1880 se intensificó y en 1905 zarparon los primeros barcos cargados de vino hacia los puertos europeos.
Este fue el origen de la producción masiva de vinos marroquíes
 
Antes de la Primera Guerra Mundial se cultivaban en Marruecos 80.000 hectáreas de viñedos. En 1956, con la independencia, el reino de Marruecos heredó estos viñedos y bodegas, que fueron nacionalizados y la producción disminuyó
 
En el año 2.000 los vinos de Guérrouane, con 12.000 hectáreas cultivadas, representaban más de la mitad de los viñedos marroquíes. Desde entonces, Marruecos forma parte de los estados miembros de la Organización Internacional de las viñas y el vino
 
Modelo 306.Colección Guérrouane
 
 
 

Para consultas o encargos podéis escribir a:

 
longcourtcolliers@gmail.com

 
 
 
 



 
 

 
 

 
 
 

jueves, 24 de enero de 2013

TAGUEMMOUT


En el Atlas occidental, entre Tiznit y Tafraout, las joyas que adornan el traje típico de las mujeres bereberes deben incluir al menos uno o dos Taguemmout, una especie de huevo hueco, cuyo diámetro oscila entre cuatro y diez centímetros
 
Novia judía bereber
 
Estas figuras ovoides, con la base de plata, están normalmente adornadas por una filigrana, como el que se ve en esta foto
 
Collar con taguemmout plateado
 
Los huecos existentes entre estos elementos de decoración suelen ir adornados con grecas de ocelos y esmaltados en colores amarillos y verdes
 
Colgante de taguemmout esmaltado
 
Colección Merzouga. Modelo 138
 
A la parte inferior de algunos taguemmout también se le fijan unos colgantes, lentejuelas o monedas, para hacerlos más vistosos y llamativos
 
Colección Fez. Modelo 150
 
El taguemmout evoca la matriz femenina, por lo que se recibe el nombre de la Joya de la Fecundidad 
 
 
Para consultas o encargos podéis escribir a:
 


 
 

lunes, 7 de enero de 2013

HENNA

La henna forma parte de la vida y las tradiciones de Marruecos. Esta planta, cuyas hojas producen un tinte de color rojizo o anaranjado, se aplica sobre la piel o sobre el pelo, dando diversos matices de color que variarán en cada persona

Proceso del tatuaje con henna
 
Resultado final
 
Se utiliza desde el día del nacimiento, en la ceremonia de circuncisión de los niños, en las bodas, durante el embarazo y hasta el fallecimiento
La mujer marroquí utiliza la henna para dar color a sus cabellos y fortalecer el cuero cabelludo. Las hojas trituradas se mezclan con agua templada, unas gotitas de aceite y limón, formando una  pasta que se aplica sobre el cabello. Tras una larga espera ( yo me la dejo unas cuatro horas), se aclara y el resultado es una melena suave, brillante y con un bonito reflejo rojizo
 
Caja de henna tazarine para cabello
 
 



Pero el momento en el que la henna cobra más importancia es en las bodas, cuando la « nekkacha » la aplica sobre las manos y pies de la novia, con la ayuda de una jeringa sin aguja, formando diversos dibujos y arabescos
Esta ceremonia se celebra durante la noche anterior a la noche de bodas y a ella acuden las mujeres de la familia y las amigas cercanas de la novia.
  
Basándonos en los colores y matices de la henna, tenemos una colección de collares con este nombre, de la que os mostramos algunos modelos y que iremos ampliando
 
Modelo 140. Colección Henna
 
Modelo 209. Colección Henna
 


 
 
Para consultas o encargos podéis escribir a:

longcourtcolliers@gmail.com
 
 


 
 
 
 

jueves, 20 de diciembre de 2012

CRUZ DEL SUR

La Cruz del Sur es una constelación, en forma de cruz, que usaban los bereberes y touaregs en sus desplazamientos para localizar el Polo Sur

Estos pueblos le dieron forma de joya, sirviéndoles de protección y de orientación durante sus viajes. Normalmente eran de plata y formaban parte del patrimonio de cada familia touareg, por lo que además de tener un valor simbólico, podian usarse como moneda de cambio

Antiguamente, solo la llevaban los hombres y se transmitía de padres a hijos varones, al convertirse en adultos, pronunciando una frase que hace alusión a su nomadismo tradicional: « Hijo mío, te doy las cuatro direcciones del mundo, porque no sabemos donde vamos a morir »...

Se conocen 21 modelos diferentes de Cruces del Sur : Agadez, Abalak, Madaoua,  Iferouane, Tahoua, Tachmert, Bartchakea, Air, In-Abagret,  Bagazen, Takadenda, Crip-Crip, Timia, Karaga, Tilya, In-Wagar, Zinder, Bilma, I-Gall,Tchin-Tabaraden, Tchimoumenene. Cada una  es el símbolo de un pueblo y permitía conocer la procedencia del nómada que la lllevaba
Cruz Agadez. Mod. 241. Colleción Tafraout
 
Cruz Abalak. Mod. 024. Colección Asilah
 
Cruz Madaoua. Mod. 207. Colección Murano
 
Cruz Iferouane. Mod. 022. Colección Marraquech
 
Cruz Tahoua. Mod. 240. Colección Marraquech
 
Cruz Bartchakea. Mod. 073. Colección Merzouga
 
Cruz In-Abagret. Mod. 203. Colección Oualidia
 
Cruz Bagazen. Mod. 209. Colección Henna
 
Cruz Takadenda. Mod. 02. Colección Merzouga
 
Como veis, en los collares Longcourt podemos encontrar muchos de estos modelos, aunque no todos... intentaremos reunirlos poco a poco
 
Cruz I-Gall. Mod.  030. Colección Marraquech
 
Cruz Tylia. Mod. 110. Colección Fez
 
Cruz Tchimoumenene. Mod. 210. Colección Henna
 
También existen variaciones combinadas con piedras, como esta Cruz del Sur con onix
 
Cruz con onix. Mod. 244. Colección Tafraout
 
O esta otra, con la que os queremos desear mucha felicidad  !!!
 
 
 
Para consultas o encargos podéis escribir a: